Cómo limpiar suelos de hormigón sin productos tóxicos

Aunque te resulte difícil de creer, limpiar tus suelos de hormigón es bastante sencillo. Para que tengas los mejores resultados y a la vez cuides tu salud y el medio ambiente, te diremos como limpiar los pisos de hormigón sin productos tóxicos.

Una de las ventajas de este tipo de suelos es justamente la facilidad con que pueden limpiarse y lo resistente que son. Es por ello que no necesitas productos químicos tóxicos para lograr que el mismo quede impecable.

Cómo preparar detergente no toxico para hormigón.

Es muy fácil, lo primero que vas a necesitar es un cuarto de taza de detergente líquido para ropa. Además de 4 litros de agua en un cubo.

Mezcla ambos ingredientes, hasta disolver el jabón en el agua y listo ya tienes el limpiador para tu suelo de hormigón.

Pasos para limpiar el suelo de hormigón.

  • Primero prepara todos los materiales necesarios. Debes preparar el limpiador. Además tener una escoba, una pala y una manguera o hidroneumático para enjuagar el piso.
  • Luego colócate ropa cómoda y vieja para realizar la limpieza.
  • El siguiente paso es barrer toda la superficie que quieres limpiar.
  • A continuación, recoge la basura y deja el espacio libre.
  • Luego procede a limpiar el área por secciones.
  • Después debes colocar un poco del limpiador que preparaste en la zona escogida y con un cepillo comienza a fregar para desprender la suciedad.
  • El siguiente paso es hacer el mismo procedimiento en cada área hasta completar todo el suelo que quieres limpiar.
  • Ahora deja que el suelo repose 10 minutos para que actúe sobre la sociedad.
  • Después de esto, vuelve a fregar el área.
  • Por ultimo con la manguera o el hidroneumático enjuaga el suelo hasta ver que el agua sale completamente clara.
  • Para finalizar deja secar.

Listo, tu suelo de hormigón quedará muy limpio y sin el uso de productos tóxicos.

Cómo limpiar suelos de hormigón con Simple Green.

Instrucciones:

En caso de duda, haga siempre una pequeña prueba en la mancha primeramente.

  1. Al limpiar la suciedad difícil, humedezca previamente la superficie.Esto ayudará a que Simple Green penetre en la suciedad y facilite su limpieza.
  2. Aplicar la solución Simple Green. Dejar el producto en remojo durante un minuto más o menos para que la suciedad y las manchas de grasa se disipen.
  3. Frotar en caso necesario. Frotar con un cepillo suave o un paño no abrasivo proporciona agitación, lo que ayudará a eliminar la suciedad y garantizará una limpieza absoluta y una superficie sin residuos.
  4. Enjuagar con agua limpia. Enjuagar limpiando con una esponja de microfibra humedecida o un paño no abrasivo para garantizar una superficie sin residuos. Las superficies en contacto con la comida y con mascotas se debe enjuagar con abundante agua limpia.
  5. Secar y abrillantar con una esponja limpia de microfibra, un paño no abrasivo o toallitas de papel.

Para conseguir superficies reflectantes, acabados brillantes, y vidrios y metales abrillantados, este paso final dejará una superficie sin marcas y una limpieza resplandeciente.

Recomendación de dilución.

Suciedad difícil.

Derrames de grasa, restos de comida pegados, superficies sucias, aceite de cocinar, lápiz, etc.

  • Aplicar Simple Green sin diluir.

Limpieza diaria moderada.

  • Diluir aproximadamente 28 g de Simple Green en 1 vaso de agua.

Limpieza suave.

Polvo y huellas sobre superficies reflectantes o muy brillantes.

  • Diluir aproximadamente 28 g de Simple Green en 4 vasos de agua.