Cómo limpiar joyas de plata sin productos tóxicos

Para el correcto mantenimiento de las joyas de plata, se suele recurrir a productos químicos tóxicos para hacerlas brillar. Pero la mayoría de las veces no es necesario, puedes sustituirlos por otras alternativas más sostenibles.

La plata es un metal maleable que suele mezclarse con el cobre para darle más dureza. En estado nativo casi siempre está combinado con azufre. Los mayores yacimientos se encuentran en México y Perú.

La próxima vez que decidas limpiar tus alhajas de plata, solo tendrás que revisar la despensa para conseguir los productos que requieres para la tarea. Puedes seleccionar entre:

Limón.

Corta un limón por la mitad, úntalo de sal y utilízalo para pulir la plata.

Déjalo actuar unos minutos, enjuaga y frota con un paño suave.

Y como consejo final, siempre que limpies este tipo de objetos es importante que te protejas las manos con unos guantes y procures hacerlo en una zona ventilada. Ten en cuenta que algunas veces se liberan ciertos vapores que pueden ser perjudiciales para la salud.

Papel de aluminio y vinagre.

Forre la base de una sartén con papel de aluminio, con el lado brillante hacia arriba. Mezcle 1 taza de vinagre por cada litro de agua y lleve el líquido a ebullición.

Coloque la plata en agua hirviendo y déjela en remojo durante unos cinco minutos antes de apagar el fuego. Retire los trozos de plata y enjuáguelos con agua caliente. Seque con un paño suave.

Alcohol.

Para manchas o residuos minerales suaves, combine 1 parte de alcohol para frotar y 4 partes de agua en un tazón, sumerja un paño o trapo limpio en la mezcla y frote sobre la plata. A continuación, seque con un paño limpio.

Una vez que la plata vuelve a brillar, guarde la plata en bolsas antideslizantes o envueltas en papel de seda y sellada en una bolsa con cremallera. Además, no use guantes de goma ni guarde nada de ese material cerca del metal, ya que la goma corroe la plata.

Agua, papel de aluminio y bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es un agente de limpieza ecológico de uso común para una variedad de áreas de la casa. Incluso puede ayudar a hacer brillar sus joyas, especialmente si sus piezas necesitan una limpieza más profunda.

En un recipiente pequeño introducir tiras de papel de aluminio y añadir agua hirviendo con cucharadas de bicarbonato de sodio. Poner las joyas de plata en el recipiente. Se formarán burbujas y se sentirá un olor fuerte.

Limpiar las joyas de plata asegurándose que esté en contacto con el aluminio. Luego de unos minutos, enjuagar las joyas y con un trapo suave frotar hasta sacar brillo.

Cáscara de platano.

En este caso, usaremos la parte interna de la cáscara de plátano, que contiene activos y propiedades que ayudan a remover la suciedad de los objetos metálicos.

Solo tienes que tomar una cáscara de banana fresca, úsala para pulir el elemento de plata que prefieras. Si es necesario, repite el proceso varias veces, cambiando la cáscara.