Cómo lavar una camiseta a mano: trucos para una limpieza eficaz

Nuestras camisetas también se pueden lavar a mano, siempre y cuando se haga de una forma correcta y eficaz.

Si queremos que nuestra ropa este siempre limpia y perfumada, necesita un lavado eficaz después de su uso. Normalmente lavamos siempre con la lavadora, la cual nos devuelve las prendas limpias e incluso casi secas, gracias a la centrifugación, pero a veces puede que tengas que o quieras lavar una prenda a mano, renunciando a la comodidad de la maquina.

Estamos hablando de camisetas de algodón, las clásicas de batalla, que normalmente ponemos a 40°C en la lavadora y dejamos que haga un ciclo normal para prendas resistentes. Además, si nuestras camisetas son de color y nuevas, o incluso si tienen estampados que queremos evitar dañar o incluso, estamos de vacaciones y no tenemos los electrodomésticos básicos a mano, tendremos que hacer un lavado más artesanal, sin el uso de tanta tecnología.

Cómo lavar a mano una camiseta.

Empecemos diciendo que aunque no podamos contar con la lavadora, es bueno tener algunas herramientas útiles para lavar nuestra camisa a mano. Tendrás que tener un barreño lleno de agua a unos 40 ° C y otro con agua fría que servirá para enjuagar. Si no tienes a mano, podemos usar el lavabo del baño.

Usa la cantidad adecuada de detergente para un lavado de ropa a mano en el lavabo con agua caliente y mueve el agua para asegurarte de que el jabón se mezcla con el agua de forma uniforme. Ahora ya esta listo para sumergir la camisa, preferiblemente del revés, y dejamos que el líquido trabaje.

Frota ligeramente con las manos las zonas más sucias o importantes, donde generalmente el olor a sudor permanece y déjala en remojo durante unos diez minutos antes de escurrir y volver a remojar en el barreño con agua fría para enjuagar. La camiseta debe estar completamente limpia, si no es así, la enjuagamos con agua corriente, la escurrimos y la ponemos en un tenderete.

Cuando la camiseta ya no gotea, podemos pasarla a una percha y terminar de secarla de forma vertical, así ahorraremos plancha. No lo hagas nunca antes, porque el peso del agua que aún impregna el algodón puede deformar nuestra camiseta y estropearla.

En caso de tener manchas, antes del lavado, tendremos que tratar previamente la mancha. Seguimos las instrucciones de la etiqueta y del producto que usemos para tratarla.

¿Cómo hacerlo con el limpiador ecológico Simple Green?

  1. Para las piezas con manchas difíciles de eliminar es necesario tratar las manchas previamente, rocíalas con Simple Green ultrafuerte y deja actuar el producto durante unos minutos. Para la ropa que contenga más de una mancha puntual, es decir, que la suciedad sea muy notable, ponla en remojo de 30 a 60 min antes de lavarla con agua y ½ cazo de Simple Green de la manera que hemos indicado anteriormente.
  2. Para la ropa que no esté manchada una de les claves también puede ser iniciar el lavado a mano con agua y añadiendo ¼ de Simple Green.